Carlos Annacondia – !Oíme Bien Satanás¡

Oíme bien, satanásA través de estas páginas, deseo que usted se eleve a una esfera en donde experimente sucesos sobrenaturales, cualquiera que sea el lugar que ocupe dentro del Cuerpo de Cristo.

Todos los testimonios que hallará tienen un único objetivo: inspirarle y animarle en la búsqueda de las dimensiones sobrenaturales de Dios.

En mi humilde oración, y como único propósito, deseo que estas páginas produzcan luz para entender lo que quiero transmitirle y que dejen en usted una experiencia diferente, una huella imborrable en su vida. No procuro llenar estantes de bibliotecas ni que mi nombre figure en un libro. No me mueve el éxito ni la fama. Mi sola razón es llevar bendición a su vida. Que usted pueda descubrir el respaldo de la señales de Dios a todo aquel que en Él cree, y que al finalizar la lectura de este libro, pueda sentir lo mismo que siento yo y así unirnos hoy en un solo clamor: El mundo para Cristo.

Carlos Annacondia (introducción al libro).

DESCARGAR LIBRO

2 respuestas a “Carlos Annacondia – !Oíme Bien Satanás¡

  1. hernan mayo 29, 2011 / 7:20 pm

    e caido en adulterio , ya mi esposa benia mal con migo hae años , me encontraba pasando una de mis peores batallas ,me saio un tumor maligno en mi mano y me amputaron el brazo izquierdo ella se alejo de mi como siempre ycai , solo espero alcansar la misericordia de dios y el perdon de ella ya q estamos separados y nuestras hijas sufren si me pueden dar una respuesta o tal ves un consejo se los voy a agradecer bendiciones

    • Josué junio 7, 2011 / 10:27 am

      Hola, Hernán. Dios te bendiga. En primer lugar debo admitir que este es un espacio corto para poder dar un consejo ante la situación que tú estás pasando. Haré lo que está a mi alcance, Dios mediante.
      Desde luego Hernán, es natural que quienes más sufren en este momento sean, tus hijas. Debido a que en el período de separación de un matrimonio, ellos (los niños) sufren el mayor daño y el más duradero. Tú como padre sabes que el hecho de ver ese sufrimiento, incrementa el dolor de la separación.
      Entiendo que hasta el momento sólo están separados, no divorciados. Ya que quieres recuperar a tú familia, esto creo que es una luz que da esperanza. En el caso de un divorcio legal, el período de transición puede llegar a durar dos años o más, lo cual es lo más difícil cuando ocurre una ruptura definitiva.
      Y aquí es donde quiero llegar, ya que tu no solamente le fallaste a tu esposa. Respecto a esto creo que has reconocido que también estuvo mal delante de Dios. La separación durante el matrimonio comienza cuando uno de los dos esposos, o ambos, empiezan a dejar de sentir emoción en su relación mutua. La atracción y la confianza han disminuido y dejan de reforzar sus sentimientos de amor del uno hacia el otro. Durante este período los sentimientos se concentran sobre las áreas negativas de la personalidad del cónyuge en lugar de hacerlo sobre las positivas. Es aquí donde se empieza a fraguar la separación y una posible infidelidad en la pareja.
      Creo que un arrepentimiento genuino y sincero delante de Dios, poniendo y dejando todo lo que somos y tenemos delante de Él, es el primer paso a dar. No debes rendirte y pensar que todo está perdido. El justo cae siete veces, y siete veces se levanta. Tienes que creer y confiar en el Señor, independientemente de la situación que estés pasando, SIEMPRE. Para que Él sea quien renueve tus pensamientos y te cambie.
      Respecto a tú esposa ella tiene la opción de regresar o no (es triste decirlo, pero es verdad). Aunque aprender a perdonar es la mejor opción, este será un proceso de diálogo interno y asimilación muy duro para tu esposa, en el que se requiere la ayuda (es mi recomendación) de un/a consejer@ (cristian@).
      ¿Hay algo imposible para Dios? NO. Te recomiendo que bajes este excelente mensaje en audio de David Wilkerson que se titula: “Sanidad a través de la aflicciones”. Descárgalo directamente del siguiente enlace: http://www.mediafire.com/?fxafm3vymu9op81
      Espero no haber respondido muy tarde, Hernán. Deseo lo mejor para ti y tu familia. Y si lo deseas, podemos seguir charlando. Muchas bendiciones desde El Salvador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s